Top
 

Cómo visitar el Rastro de Madrid

Descubre el Rastro con este recorrido tan interesante
 / De turismo por Madrid  / Cómo visitar el Rastro de Madrid
El Rastro
30 Ago

Cómo visitar el Rastro de Madrid

El Rastro, un plan perfecto para el domingo

Miles de tenderetes de colores diferentes, un montón de productos de lo más variopinto y ambiente, mucho ambiente nos esperan la mañana de cada domingo en el Rastro de Madrid, uno de los mercadillos más famosos del mundo y que disfrutamos a sólo unos metros de Grill Stop. ¿Te vienes a visitarlo con nosotros?

El Rastro ayer y hoy

Ribera de Curtidores

Poco se parece el Rastro de hoy al de sus orígenes, allá por 1740 cuando se destinaba sobre todo a la venta de objetos de segunda mano concentrado exclusivamente en la Ribera de Curtidores, la zona más antigua del mercado. Hoy reúne más de 3000 puestos de todo tipo que podemos visitar los domingos y festivos de todo el año desde las 9 de la mañana a las 15 horas del mediodía.

Sus límites se extienden desde la Plaza de Cascorro, con su momento a Eloy Gonzalo al norte a la Ribera de Curtidores al este, la calle Toledo al oeste y la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo al sur.

Mapa del Rastro

Cómo visitar el Rastro

Aunque en los últimos años los apasionados del Rastro critican que se está convirtiendo en un mercadillo de ropa sin más, recorrer sus calles a fondo aún nos permite descubrir verdaderos tesoros. Para eso es importante conocer bien qué podemos encontrar en cada zona. Ten en cuenta que el mercado abarca una extensión bastante amplia y que suele estar lleno de gente, lo que nos impedirá recorrerlo con rapidez. Además, el Rastro se disfruta lentamente, paseando con calma, parándote aquí y allá, mirando alrededor los edificios de la zona más chula de Madrid…

Nuestro recorrido favorito para visitar el Rastro arranca, como no podía ser de otra manera, en Grill Stop bajando hacia la Plaza de Cascorro, donde encontrarás una amplísima oferta de ropa y complementos underground. Después encaminamos nuestros pasos al “Rastro viejo” y su Ribera de Curtidores. Camisetas, bolsos, pañuelos y réplicas de carteles conviven en paz y armonía. ¡Mucho cuidado con los carteristas por esta zona! Es una de las más transitadas por los turistas y esto hace que también sea la favorita de los ladrones.

Bolsos en el Rastro

Y aunque esta es la zona más conocida del mercado madrileño, la más pintoresca la encontramos en la Plaza del General Vara del Rey. Ahí es donde podemos ver un verdadero “mercado de pulgas”, con puestos pequeñísimos de ropa de segunda mano, complementos de moda y todo tipo de cachivaches y antigüedades. Si eres una apasionado de lo vintage, recorre esta zona con calma porque puedes dar con verdaderos tesoros a un precio muy bajo. Y si ves algo que te gusta en los puestos callejeros, fíjate bien porque muchos pertenecen a los locales comerciales que permanecen abiertos toda la semana en la zona y que sacan sus tesoros a la calle llamados por el atractivo del Rastro. Quizá en la tienda encuentres más cosas.

Nos dirigimos después hacia la calle del Carnero y la de Carlos Arniches, el rincón favorito de los fans de los libros antiguos, libros de viejo, de ocasión o de colecciones. Además, muchas tiendas de decoración y muebles restaurados han encontrado en esta zona el lugar perfecto para instalar sus negocios.

Encaminamos nuestros pasos de nuevo a la Ribera de Curtidores y paramos en uno de sus rincones más emblemáticos: las Galerías Piquer, un lugar tan conocido en la capital que hasta Sabina le canta en su De purísima y oro. Por fuera parece un edificio simplón pero por dentro tiene tiendas llenas de encanto; eso sí, no aptas para todos los bolsillos.

La última parada de cualquier paseo por el Rastro debe ser la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo, donde podrás comprar revistas antiguas, libros, pósters, carteles, plantas, películas en todo tipo de formatos y, sobre todo, donde podrás cambiar cromos de cualquier colección imaginable. Por eso esta plaza es uno de los rincones favoritos de los niños. No conocemos a nadie que haya sido capaz de completar una colección de cromos sin pasarse por el Rastro a conseguir ese que parecía imposible.

Cromos en el Rastro

Otros lugares pintorescos del Rastro

  • En la calle Fray Ceferino González solían venderse animales de compañía, aves y todo lo necesario para su cuidado, por lo que se la conoce como “la calle de los pájaros”. La legislación municipal prohíbe ya vender animales en la vía pública.
  • En la Ronda de Toledo se sitúan los puestos de música y material audiovisual.
  • La calle de San Cayetano se conoce popularmente como “la calle de los pintores” porque en ella se instalan artistas aficionados vendiendo sus obras y otros puestos para los amantes de este hobby.

Y después…

Pero si típico es recorrer el Rastro una mañana de domingo igual de típico es acabar a mediodía “latineando”, una palabra que los madrileños usamos para tomar unas cañas y comer en la zona de La Latina; unos aperitivos que pueden alargarse tanto como vosotros queráis. Y si buscáis un lugar donde estar con amigos y disfrutar de una buena comida, ya sabéis que en Grill Stop estamos esperando vuestra visita, a un pasito del Rastro, y con todo para que repongáis fuerzas.

Compartir
Laura Jimenez